Dudas antes de una sesión fotográfica boudoir

JAVIER J CESAR FOTOGRAFIA – FOTOGRAFIA BOUDOIR Y DESNUDO EN MALAGA Y MARBELLA

Te has propuesto hacer una sesión de fotografía boudoir y hay muchas dudas que te asaltan: ¿Estaré nerviosa? ¿Será fácil posar? ¿Me sentiré cómoda ante un fotógrafo? ¿Será un problema que sea un hombre? ¿Debo ir acompañada?

Vamos a tratar de responder a todas estas preguntas desde nuestro gracias a la experiencia que tenemos en este estilo de fotografía:

La actitud es la clave para que una foto erótica funcione

Poses para fotografía erótica

Es normal que antes de la sesión boudoir tengas dudas y estés un poco nerviosa si no has posado anteriormente, y más en concreto si no lo has hecho en lencería o desnuda. Para mí es muy importante que nunca se rompa el ambiente de comodidad y ayudar a que el estado mental se mantenga sereno y se transmita a cámara lo que queremos capturar.

Antes de comenzar la sesión siempre revisaremos ideas de fotos para que acordemos lo que vamos a hacer durante la sesión. El hecho de definir previamente la sesión hará que esos nervios a lo desconocido disminuyan notablemente. Cuanto más claro esté todo menos sorpresas habrá luego.

Fotógrafo lencería marbella

Comodidad y ambiente

Elegir el sitio correcto para la sesión es importante. No solo busco que el ambiente sea luminoso o que la decoración sea bonita, también necesito que transmitas en las fotografías.

Durante la sesión de fotos siempre habrá comunicación entre el fotógrafo y la modelo. Hablando conseguiremos que no estés pensando en la cámara, y además pondremos tu música favorita para llenar esos silencios y ambientar. Todos los comentarios sobre las poses o la modelo siempre son medidos de forma milimétrica para conseguir la comodidad y evitar el malestar.

Mi norma es no tocar nunca a la modelo, hay que dar todas las indicaciones, sobre el pelo, maquillaje, poses, etc, evitando cualquier contacto físico.

Lencería erótica en Málaga

La compañía

Cuando comencé a hacer sesiones de lencería y desnudos siempre pensé que por lo general todas las chicas preferirían venir acompañadas a las sesiones de fotos pero a lo largo de mi experiencia he visto que no es así.

Es una realidad que la mayoría de las mujeres se sienten más cómodas sin nadie observando directamente a menos que sea una parte fundamental en la sesión como una estilista por ejemplo.

Cuando me preguntan por la compañía, siempre recomiendo que si lo desean, elijan a alguien de mucha confianza que transmita serenidad y no altere el ritmo del reportaje y en definitiva a la modelo.

Posados para fotografía boudoir